×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario o contacta a una ejecutiva

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario

Gestores locales mantienen la calma en medio de tensión de mercados

file_20180327112034.jpg
28 Mar, 2018

No se asuste. Ese es el consejo que entregan los gestores de portafolio local a los inversionistas. Es que los tiempos de volatilidad en los mercados financieros globales llevan a muchos a realizar bruscos cambios en sus portafolios y buscar refugio.

La semana pasada, de hecho, los fondos dedicados a la deuda de largo plazo chilena fueron los que más inversiones vieron. Esto, en medio de la caída de los mercados internacionales, provocada por la decisión de Estados Unidos de gravar las importaciones de una centena de productos de origen chino. Los temores a una guerra comercial entre las dos principales potencias del mundo afectaron el ánimo de los inversionistas.

“La posibilidad de una guerra comercial incrementa la aversión al riesgo en lo inmediato y tiende a reducir la expectativa de crecimiento global, evidentemente que los activos contra cíclicos se ven favorablemente impactados”, dice Benjamín Sierra, economista de Mercados Financieros de Scotiabank Chile. “Entre estos activos, en el caso de Chile, destacan el dólar y los instrumentos de renta fija de mayor largo plazo”.“La posibilidad de una guerra comercial incrementa la aversión al riesgo en lo inmediato y tiende a reducir la expectativa de crecimiento global, evidentemente que los activos contra cíclicos se ven favorablemente impactados”, dice Benjamín Sierra, economista de Mercados Financieros de Scotiabank Chile. “Entre estos activos, en el caso de Chile, destacan el dólar y los instrumentos de renta fija de mayor largo plazo”.

Según los analistas, tras las sanciones de Estados Unidos, el mercado se enfocó en la posibilidad de una guerra comercial más que en los efectos directos de las medidas impuestas, tal como pasó hace algunas semanas con los aranceles al acero y aluminio. 

“Nuestro escenario base es que no se desatará una guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero las especulaciones y continuas declaraciones llevarán al mercado a mostrar una mayor volatilidad en el tiempo”, dice Claudia Torres, gerente de Asset Allocation y Research de Bci Asset Management. “Es importante mantener una mirada de mediano y largo plazo y centrarse en los fundamentos, como el buen crecimiento de las utilidades en mercados desarrollados y emergentes, así como un ciclo favorable de crecimiento económico”. 

“Aunque existe mucho ruido en los titulares de prensa, el pánico no necesariamente corresponde a una realidad de largo plazo”, dice Brian Chase, portfolio manager y head of Andean Equities de Itaú Asset Management. El gestor cree que aún hay espacio para negociaciones bilaterales, considerando el estilo de Donald Trump y la respuesta de China el viernes. “En el caso de que Trump consiga nuevos acuerdos, podría ser visto como un logro para la economía de EE.UU. y abrir la posibilidad de otras iniciativas –como infraestructura, por ejemplo– que tengan un impacto neto positivo en el crecimiento”.

Aunque China amenazó con devolver la medida e imponer aranceles por US$ 3.000 millones a productos provenientes de Estados Unidos, las tensiones han comenzado a disminuir luego de que se filtrara que funcionarios de ambos países estarían entablando conversaciones para llegar a un acuerdo.2 - 3 años. 

Los analistas locales aseguran que este será solo uno de los episodios que mantendrán alta la volatilidad durante 2018, aunque de todas maneras no ven señales adversas en la mayoría de los mercados, por lo que llaman a no modificar el portafolio. 

“Parece difícil que se vean efectos reales, o una acabada evaluación de ellos, antes del segundo semestre”, dice Benjamín Sierra, economista de Mercados Financieros de Scotiabank Chile, por lo mismo, insiste en que lo visto la semana pasada parece una reacción muy fuerte en un contexto de alta volatilidad y, por lo tanto, cualquier evaluación inmediata resulta “prematura y probablemente exagerada”. 

La volatilidad, coinciden los gestores, seguirá dominando el año, aunque eso no cambia sus perspectivas generales para los mercados. 

“No vemos un aumento sostenido en la inflación a nivel global, lo que mantendrá las tasas de interés en niveles razonables”, dice Torres de Bci AM, quien mantienen una preferencia por la renta variable sobre la fija en un portafolio global, con sesgo en emergentes. 

“Hay que mantener un equilibrio en los portafolios, pero en general, la recomendación es mantener exposición a renta variable, aprovechando la volatilidad para ajustar posiciones dentro de un rango”, dice por su parte Chase de Itaú AM.


Fuente: El Mercurio Inversiones