×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario o contacta a una ejecutiva

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario

Indicadores en línea

Indicadores

Guerra comercial y equilibro: ¿se equivocará Nash esta vez?

guerracomercial1_thumb_635.jpg
25 Abr, 2018

LUEGO de un último mes donde las perspectivas de una guerra comercial entre EEUU y China han mantenido a los mercados financieros en vilo y los han llevado a experimentar grandes volatilidades, la pregunta sobre el desenlace de este episodio sigue vigente y sin resolver.

Desde la teoría económica, y más específicamente desde la teoría de juegos, la situación tiene un final conocido, o al menos eso aseguraría John Nash, avalado por su Premio Nobel por desarrollar este enfoque teórico en 1994. Según el economista, luego de desatada una guerra comercial, inexorablemente terminaremos con ambos bandos continuando en este senda de mayores aranceles, principalmente porque no existen incentivos individuales para buscar una solución de cooperación o diálogo conjunto, escenario que de ocurrir deja a ambas partes mejor.

Las principales economías del mundo no se habían encontrado creciendo en forma sincronizada desde los años previos a la crisis de 2008, así como tampoco el mundo desarrollado había logrado crecer en tándem al emergente. Lo anterior ha permitido que las perspectivas económicas para el mundo, incluidas las dos naciones en conflicto, sigan positivas y auguren buenos tiempos todavía, con los beneficios políticos que esto también conlleva para los dos países involucrados.

Es así como el costo de entrar en una guerra comercial puede significar descarrilar la economía global quizás antes de lo que el propio ciclo económico así lo determinaría, desencadenándose finalmente un escenario de aún mayor perjuicio individual y grupal ¿Será, por lo anterior, que ya hemos visto señales de ambos bandos tendientes hacia la búsqueda de diálogo y/o aminoramiento de las medidas ya anunciadas?

¿Será sensato entonces apostar en contra de Nash hoy? Dado el nivel de lo que está en juego y los mayores incentivos finales que tendrían ambos jugadores para no derrumbar esta, quizás, última parte de crecimiento del ciclo económico sincronizado global de la actualidad, pienso que tiene sentido esperar un cese en las tensiones y volver así a enfocarse en las oportunidades de inversión que ofrece el mundo hoy.

Las empresas tanto en el mundo desarrollado como en países emergentes siguen ofreciendo perspectivas de crecimiento de utilidades de doble dígito para este año y por el lado de la renta fija las tasas bases en EEUU se encuentran ya en niveles de 3%, mientras que los spreads se han ampliado en nuestra región durante el año.

Fuente: Pulso