×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario o contacta a una ejecutiva

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario

Indicadores en línea

Indicadores

Mercados de deuda y acciones en Chile: ¿están reflejando un escenario económico distinto?

bolsa_de_Chile_816x544_816x428.jpg
1 Ago, 2017

En lo que va del año el IPSA ha rentado un 20% en pesos y, desde las primarias, ha acelerado su ritmo de ganancias con un retorno superior al 4%. Lo que pareciera estar detrás de este avance es la expectativa de una aceleración en la actividad.

Este panorama podría consolidarse en la medida que un nuevo Presidente más pro mercado vuelva a poner énfasis en el crecimiento, vía una reactivación de la inversión que en los últimos 4 años no ha contribuido al crecimiento del PIB. Es conocido por todos que las bolsas tienden a adelantar los ciclos y, aun cuando en el margen hemos seguido observando un deterioro de la actividad, las acciones están reflejando un cambio de tendencia.

Por su parte, los activos de deuda de mediano y largo plazo en igual período han comenzado a mostrar rendimientos decrecientes. Ciertamente el IPC de -0,4% fue una sorpresa negativa para los inversionistas, y a pesar de que esta cifra es el resultado de efectos puntuales que se irán revertiendo en el tiempo, el mercado pareciera estar incorporando que de manera estructural la economía tendrá hacia adelante una menor inflación.

Así lo señalan las compensaciones inflacionarias que en un plazo de dos años están reflejando una inflación anual de 2,2%. Además, los precios de los activos incorporan una posible baja de la tasas de política monetaria. No obstante, dependiendo de los datos de actividad e inflación que conozcamos en los próximos meses, esta situación podría revertirse o persistir, ya que en la actualidad los precios se han desanclado del escenario base que proyectó el Banco Central para la inflación SAE, en torno a un 2% para el año versus el 1,8% anualizado que se registró en junio.

Es aquí cuando empieza a surgir la pregunta de si los mercados de deuda y de acciones están internalizando un escenario económico distinto Y si es consistente una inflación persistentemente más baja en los próximos meses con un escenario de aceleración económica.

Hoy se ve que ambas clases de activos están reflejando una dicotomía en los escenarios de actividad e inflación en el mediano plazo. Confío en que el escenario que está reflejando la bolsa de una recuperación en actividad hoy tiene una gran probabilidad de materializarse. De ser así, no es consistente que las compensaciones inflacionarias en plazos más largos como 10 años se mantengan por debajo del 2,8%.

No obstante, si le creemos al mercado accionario, el peso debería tender a apreciarse con respecto al dólar producto del mayor flujo al mercado de capitales e inversiones en activo fijo. Esta fuerza se podría exacerbar si consideramos que el cobre mantendría su senda de recuperación, ya que existe consenso de que la oferta del mineral se mantendrá muy apretada en los próximos 5 años. No obstante, para que esto tenga un efecto en la inflación de mediano plazo, debiese ser de una magnitud “considerablemente importante” y persistente en el tiempo.

Finalmente, si pensamos que en los próximos meses el país tendrá un cambio de expectativas que se traducirá en una aceleración del crecimiento, siga apostando por el mercado bursátil local.


 Fuente: El Mostrador