×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

Si necesitas una alternativa de inversión diseñada para ti, completa la encuesta de perfil de riesgo acá.

Acciones: un arranque frenético

links-imagenes.jpg
8 Feb, 2018

El arranque del año en las bolsas de todo el mundo está siendo muy frenético. Éstas han alcanzado máximos históricos y con retornos en dólares que a la fecha van desde un máximo de 10,7% en el caso de la bolsa rusa hasta un mínimo de 1,7% para el Kospi coreano. Sin duda, retornos positivos y atractivos al poco andar del año.

Hace un par de meses escribí “si la música suena sigamos bailando” y aún lo pienso. Creo que los fundamentos para invertir en acciones aún están ahí: el momentum económico se mantiene en niveles altos y de forma sincronizada, y las utilidades de las compañías a nivel global seguirán creciendo a un buen ritmo de 10%. Las expectativas de ganancias corporativas han aumentado significativamente y han fomentado un sentimiento optimista con las acciones.

No obstante, será importante ver la evolución de las tasas largas a nivel global y de los resultados trimestrales de las compañías para asegurarnos que la música nos siga acompañando. ¿Dónde está el riesgo para los mercados accionario? Que las tasas se “disparen” y/o que los reportes de resultados se queden por debajo de las expectativas del mercado.

Las tasas están empezando a subir, aunque la expectativa es que se mantengan en niveles bajos para lo que fue su historia. En el caso de Estados Unidos, la tasa del tesoro de 10 años después de llegar a niveles de 2,05% en septiembre del año pasado hoy se empina en niveles de 2,64%. Valor que vimos por escasos días a finales del 2016 (tras la elección de Trump) y en marzo del 2017. El aumento en los rendimientos de los bonos es aún benigno para la tesis de invertir en acciones parece estar dado por las razones correctas – crecimiento y un mercado laboral dinámico – si bien esto también estuvo presente el 2017 no fue capturado por las tasas.

Personalmente veo más riesgo en lo segundo, en que las expectativas sean muy optimistas y a lo largo del año podamos decepcionarnos. Hay ciertos indicadores que ya empiezan a mostrar cierto grado de complacencia con el “trade” sobreexposición en acciones o renta variable.

Para los que manejamos portafolios, una cosa sí es cierta, y es que cada vez es más difícil encontrar tesis de inversión que generen altísima convicción, ya que parte de los buenos retornos experimentados por las acciones han ido poniendo sobre la mesa los riesgos que también existen.

En este contexto, es importante que los vehículos de inversión a través de los cuáles se está invertido permitan diversificar a nivel global el posicionamiento en acciones con otras clases de activos, tengan un manejo activo de la moneda, sobretodo del peso / dólar y que estén a cargo de expertos que permitan tomar rápida decisiones ante cambios de las condiciones financieras.


Fuente: El Mostrador