×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

Si necesitas una alternativa de inversión diseñada para ti, completa la encuesta de perfil de riesgo acá.

Chilenos apuestan con fuerza por fondos balanceados

Imagen1f.jpg
23 Feb, 2018

Diversificación. El mantra de miles de inversionistas a lo largo del mundo se ha hecho carne en el mercado local a través de un fuerte crecimiento de los fondos balanceados, que han acaparado la atención de los inversionistas locales.

“Hablar de un Fondo Balanceado equivale a hablar de diversificación, lo que permite controlar el riesgo y entregar estabilidad en los retornos”, dice José Luis Luarte, gerente de Fondos Balanceados de EuroAmerica AGF, quien explica que estos instrumentos “dan acceso a distintos mercados, locales y extranjeros, beneficiándose de las oportunidades que entregan tanto la renta variable como la renta fija”.

Estos vehículos han sido sin duda los que más han crecido en el último año y hasta ellos llegó uno de cada dos pesos depositados en el sistema, lo que sumó más de $1,5 billones al patrimonio administrado por estos fondos, que a fines de enero gestionaban $4,2 billones.

Las razones para explicar este fenómeno son variadas, pero quizás la más importante de todas, coinciden en mercado, tiene que ver con las bajas rentabilidades de la renta fija local que, tras años de fuertes avances, tuvo un paupérrimo 2017. Al mismo tiempo, los mercados accionarios en Chile y el mundo vivían su mejor año desde 2010. Esta combinación llevó a los siempre conservadores inversionistas locales a incluir un poco de riesgo en su cartera.

Coincide con él la gerenta general de la Asociación de Fondos Mutuos, Mónica Cavallini, quien señala que "el patrimonio administrado por estos fondos ha experimentado un importante crecimiento, como resultado de la búsqueda por parte de los partícipes de una mayor rentabilidad a través de la exposición a instrumentos de capitalización”.

Este tipo de fondos usualmente están divididos en tres sub categorías: conservadores, moderados y agresivos, definidos por la división que hacen entre renta fija y renta variable en su portafolio. Los primeros, suelen incluir un mayor porcentaje de instrumentos de deuda en la cartera, mientras que los últimos apuestan de manera mucho más fuerte por las acciones.

De los tres, han sido los fondos conservadores los que han visto un mayor crecimiento y solo en enero tuvieron inversiones netas por más de $156.000. “El cambio natural desde un fondo de deuda local hacia una cartera globalmente diversificada, se traduce en un fondo balanceado conservador”, explica Diego Chomali, subgerente de la Mesa de Dinero de la AGF de Inversiones Security.



MÁS DINERO A LAS CARTERAS BALANCEADAS

“Hasta la fecha los inversionistas aún prefieren fondos o estrategias más bien conservadoras”, dice Gerardo Sagredo, gerente comercial de Bci Asset Management. “Si la confianza de los inversionistas aumenta debiéramos ver a nivel de industria un mayor flujo a portafolios moderados y agresivos”.

En la industria esperan que en 2018 los fondos balanceados sean nuevamente los protagonistas del mercado, esto debido a que no se esperan grandes retornos en los mercados de renta fija, ni local ni internacional, y que los mercados accionarios debiesen tener un año bastante más agitado que el anterior.

“Hay expectativas de periodos de alta volatilidad en los precios de los activos financieros”, dice Luarte de EuroAmerica, quien espera que los flujos hacia estos vehículos se mantenga estable en el año, dado que “en tiempos con dichas características, los fondos balanceados permiten sortear con mayor resiliencia la volatilidad, dada la estructura de sus portafolios”.

Pero el fuerte flujo que ha llegado a los fondos balanceados también tiene otra explicación: el ahorro previsional. Estos vehículos se están convirtiendo en los favoritos de los inversionistas chilenos a la hora de realizar su APV y ya representan el 35% de los fondos administrados en fondos mutuos para este fin. Hace un año, la cifra llegaba a apenas el 23,4%.

“Esto es consecuencia de la búsqueda de alternativas por parte de los clientes para diversificar sus ahorros previsionales, respecto de las instituciones que administran el ahorro obligatorio, sin desviarse de los objetivos o estructura de los portafolios en los cuales se invierten”, dice Luarte de EuroAmerica.

Los fondos balanceados, además, tomaron la delantera en cuanto a partícipes y hoy el 42,8% de las cuentas de APV en fondos mutuos están en estos vehículos, superando así a los clásicos fondos de deuda.

En este último punto es importante el trabajo realizado por la AGF del BancoEstado, que ha apostado fuerte por la comercialización de estos fondos entre sus clientes y que le permitió convertirse en 2017 en la gestora con el mayor número de cuentas de APV del país, superando ya los 100 mil partícipes.

En Banco Estado explicaron a El Mercurio Inversiones que su meta es llegar al millón de clientes en un futuro, enfocado especialmente en clientes de bajo patrimonio. Mucho de este crecimiento, explican desde la gestora estatal, se debe a la visibilidad que le entregó el movimiento No+AFP al tema de las pensiones, que generó una mayor preocupación de parte de las personas sobre el tema


Fuente: El Mercurio Inversiones