×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

Si necesitas una alternativa de inversión diseñada para ti, completa la encuesta de perfil de riesgo acá.

Consejos para enfrentar un entorno más desafiante para la renta fija local

guatemala-bonos.jpg
26 Mar, 2018

En el inicio de este año los fondos de deuda chilena de mediano y largo plazo han tenido un buen desempeño reportando ganancias para su partícipes que van entre un 0,7% -1 % . Si extrapolamos este desempeño, para el año estaríamos hablando de retornos que estarían entre un 3% a un 5%. De ser efectivamente así, este desempeño no escaparía de lo que ha sido la evolución de ganancias de los últimos 5 años, donde esta clase de activo registró retornos anualizados por año entre 4% - 6%.

A su vez, los flujos hacia instrumentos de deuda de mediano y largo plazo se han incrementado en los últimos días. Y uno se pregunta qué hay detrás de estos movimientos….y como siempre, muchos están invirtiendo con el espejo retrovisor, otros tratando de capturar el devengo del IPC de marzo que podría estar entre 0,3% a 0,4%, algunos están más tentados por la expectativa que finalmente el Banco Central no suba las tasas durante el 2018 dada la baja inflación y, finalmente, están los extranjeros que siguen haciendo el juego de carry trade que no es más que endeudarse en países donde las tasas son bajas e invertir donde hay tasas relativas más altas.

Hasta este punto todo suena bien, esta clase de activo es muy popular entre los inversionistas que han gozado de “altos retornos con muy poco riesgo” en el pasado. No obstante, si usted es uno de estos inversionistas, déjeme hacerle dudar del entorno que se avecina para esta clase de activo.

En términos macro, la inflación anual no repunta...hasta ahora y tras el IPC de febrero vuelve a niveles de 2%. A esto ha contribuido, un tipo de cambio que se mantiene apreciado y remuneraciones que siguen desacelerándose en el margen lo que plantea dudas respecto a la convergencia de la inflación durante el año.

En este escenario, algunos piensan que el Banco Central mantendría la TPM, toda vez que la actividad económica ha superado las expectativas y que la economía crecería por sobre el 3% en el 2018, pero la convergencia inflacionaria se estaría retrasando. Hay otros que estiman que la inflación será baja la primera mitad de este año, pero tenderá a ganar terreno hacia fines de éste, lo que es razonable dado el dinamismo que se espera que alcance la economía. Ante esto probablemente el ente emisor reaccionará elevando las tasas.

En lo personal creo que tarde o temprano el mayor dinamismo se irá transformando también en mayor inflación y tendremos por delante un ciclo de alza de tasas que si bien podría iniciarse el 2019, será anticipado por los movimientos de tasas. Este sin duda será un contexto adverso para lograr retornos competitivos en esta clase de activo. Por tanto, me atrevo a darle los siguientes consejos.

1. Busque invertir en estrategias que sean flexibles y puedan alocar de manera dinámica y activa el porcentaje de instrumentos nominales y reajustables en UF. Mantenga duraciones cortas ojala entre 2 - 3 años. 

2.Ojalá que estas mismas puedan combinar la deuda local con algo de deuda internacional que busque posicionarse en riesgo de crédito de buenos emisores emergentes. 

3.Si quiere obtener retornos aún más competitivos en el mediano plazo ( más de 1 año) y dentro de su portafolio de inversión sólo tienen instrumentos de deuda incorpore un porcentaje de acciones. Sigo viendo valor allí más aún de las correcciones que tuvimos en febrero. No obstante, asegúrese respetar su perfil de riesgo.


Fuente: El Mostrador