×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

×

Invierte con Bci

Te apoyamos y asesoramos para tomar la mejor decisión. Ingresa tus datos en el siguiente formulario y te contactaremos.

Si necesitas una alternativa de inversión diseñada para ti, completa la encuesta de perfil de riesgo acá.

Indicadores en línea

Indicadores

Trump 1 - Inversionistas 0

trump_56379957_816x428.jpg
26 Jul, 2018

Usando algunos términos futbolísticos, que tan en boga han estado en las últimas semanas, podríamos decir que Mr. Trump tiene a los mercados “fuera de juego” y ha logrado transformarse en el goleador de este partido.

Ya se ha dado el puntapié inicial a la Guerra Comercial y poco a poco la retórica se ha vuelto una realidad. Una escalada del proteccionismo a nivel mundial es vista con preocupación por los inversionistas y sólo viene a aumentar los niveles de incertidumbre en un mercado que recién comenzaba a prepararse para el fin de los estímulos que durante años inyectaron los Bancos Centrales del mundo y a la proximidad del fin del ciclo económico.

Como es de esperar, el resultado de este primer tiempo no ha sido auspicioso para nosotros los inversionistas y ha dejado retornos negativos en lo que va del año en la mayoría de las plazas bursátiles. Especialmente sensibles han resultado ser los mercados accionarios de China y Alemania con retornos en dólares de -5,43% y -5,73% en lo que va del año. En el primer caso, es reflejo del castigo que la tensión comercial está ejerciendo sobre China, y en el segundo caso se explica por la amenaza de aranceles sobre su industria automotriz.

Por el contrario, al alero de Trump Wall Street es la plaza ganadora con un retorno en dólares para el S&P 500 de 5,86% en lo que va del año. Lo anterior, porque Estados Unidos (EE.UU) es visto como una plaza más defensiva y con menor dependencia relativa del comercio mundial. En efecto esto es así, las exportaciones norteamericanas a China equivalen sólo a un 0,7% del PIB, mientras que las importaciones de EE.UU. desde China son un 2,6% del PIB.

Algunos estudios hablan que de desatarse una gran escalada en esta Guerra Comercial, equivalente a que Estados Unidos grave con un 10% al total de sus importaciones y que por su parte el mundo aplique un arancel espejo de 10% al total de las exportaciones podría generar un caída de 11% en las utilidades del S&P 500. Para tener una dimensión de esto, el crecimiento de las utilidades proyectadas para el 2018 es de un 20%. Por tanto, en el peor escenario pensado algo más de la mitad de las utilidades del año podrían estar en riesgo.

El impacto directo de los aranceles que ya han entrado en vigor sobre la economía son reducidos, pero el mercado está internalizando un peor escenario. Y se espera la respuesta China, ya que la nueva amenaza de US$200.000 millones de dólares superan el valor de las importaciones chinas de productos desde EE.UU por alrededor de US$130.000 millones, lo que podría llevar al Gobierno chino a verse tentado a manipular su moneda o analizar una posible venta de los Bonos del Tesoro Americano, donde China es uno de los mayores acreedores, sino el más grande.

Lo triste de este resultado parcial es que el “equipo” de los inversionistas tienen todos los fundamentos de su lado para dar vuelta este partido: Sólido crecimiento de utilidades y valorizaciones atractivas, que no veíamos hace tiempo y un cúmulo de hinchas empozados en money markets esperando tomar la decisión de invertir. Por ende, más tarde o temprano creemos que los jugadores se adaptarán a jugar en una cancha con más incertidumbre, que llegó para quedarse, y podrán poner en práctica todas sus tácticas para encontrar valor en dónde hoy algunos sólo ven riesgos. Por el momento, ya veremos cómo termina el marcador, aún quedan minutos de partido.

Fuente: El Mostrador